La relación entre la policía local y la comunidad inmigrante en Woodburn

“La decisión reciente del gobierno federal de poner fin al programa de DACA, me hace reflexionar nuevamente sobre la relación entre nuestras comunidades inmigrantes y la policía local. Cuando ando por la comunidad de Woodburn, he escuchado hablar sobre una confusión continua, miedo y desconfianza de las comunidades de inmigrantes, hacia el gobierno local” dijo Jim Ferraris jefe de policía de Woodburn.

Lo más importante en nuestra misión como agentes del orden público, es la noción de que las personas en nuestra comunidad, en particular nuestras comunidades inmigrantes, deben confiar en nosotros y no temernos. La confianza cultiva un ambiente de cooperación con las víctimas y los testigos del crimen, la cooperación que necesitamos es imperativa para mantener a nuestra comunidad a salvo. Las controversias en curso sobre las cuestiones de inmigración en nuestro país, desafortunadamente contradicen esta misión, resultando en emociones que alientan el miedo – no la confianza – sofocando tal cooperación.

La ley de Oregon que seguimos y hacemos cumplir, nos guía a diario en nuestro trabajo de mantener nuestra comunidad segura. La ley ORS 181A.820 nos ayuda a reforzar el objetivo de la confianza mutua y el respeto entre las fuerzas de seguridad locales y las comunidades de inmigrantes. Esta ley de estatal de Oregón, prohíbe específicamente que la policía local se ocupe específicamente de asuntos de inmigración administrativa federal. Sin embargo, el estatuto permite la participación de la policía local en asuntos de inmigración cuando las circunstancias de un delito están presentes, incluyendo a una persona sujeta a arresto, de acuerdo con una orden emitida por un magistrado o juez federal.

Las decisiones en torno a las leyes de inmigración y su futuro están inmersas en la política, mucho más allá del alcance de la policía local. Lo que está al alcance tanto de la policía local como de nuestras comunidades de inmigrantes, son las oportunidades para continuar fomentando la confianza y el respeto mutuos. Ahora, es el momento para que nos unamos y trabajemos duro para superar cualquier miedo y desconfianza con la policía local. Podremos hacerlo juntos, construyendo y manteniendo relaciones positivas, siendo transparentes, practicando los principios de legitimidad policial y justicia procesal, y trabajando unidos para mantener a nuestra comunidad viviendo en un lugar seguro para trabajar y visitar.