ICE ha deportado a más de 170,000 inmigrantes indocumentados en lo que va del 2017

La Oficina de Inmigración y Aduanas ha deportado a más de 170,000 inmigrantes indocumentados en lo que va del año fiscal 2017, que comenzó en octubre pasado, aunque las cifras propiamente bajo la Administración Trump muestran fluctuaciones que no son radicalmente distintas a las del año pasado.

Trump ha dicho que el número de cruces ilegales por la frontera sur ha bajado en casi un 70%, pero las cifras de arrestos y deportaciones divulgadas hoy de forma preliminar por la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) ofrecen una fotografía más compleja de lo que pinta su Administración.

Es que, según las cifras entre el 1 de octubre de 2016 y el pasado 30 de junio, ICE deportó a 171,399 inmigrantes indocumentados, y realizó 102,399 “arrestos administrativos”.

Las dos cifras son separadas y abarcan los últimos cuatro meses de la presidencia de Barack Obama.
Es decir, sumando sólo las cifras de deportaciones entre febrero y junio, ya con Trump en el poder, el total es de 84,473, mientras que el total de “arrestos administrativos” es de 65,426.

Las áreas que registraron deportaciones de al menos 10,000 personas incluyeron San Antonio, El Paso y Houston, en Texas; Phoenix (Arizona), y San Diego (California), según el desglosado.

En cambio, entre enero y junio del año fiscal 2016, el total de deportaciones de ICE fue de 121,170, según un análisis de este diario.

Un portavoz del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), David Lapan, dijo hoy a los periodistas que las cifras fluctúan de un mes a otro debido a varios factores, incluyendo un descenso en el número de cruces ilegales y que hay retraso entre una orden de deportación y su implementación.

La sopa de números no incluye las cifras de la Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP), que sólo se enfocó en las estadísticas de julio.

Tanto la CBP como ICE divulgan un informe completo y detallado poco después de concluir cada año fiscal.
En el año fiscal 2016, que concluyó en septiembre pasado, ICE deportó a 240,255 inmigrantes indocumentados, un incremento del dos por ciento sobre el año fiscal 2015 y del 24% respecto al año fiscal 2014.

Más arrestos en la frontera en julio
Por su parte, la CBP dijo que los agentes de la Patrulla Fronteriza arrestaron a 18,198 inmigrantes indocumentados en la frontera del suroeste el mes pasado, o un aumento del 13% respecto a junio, en lo que supone el tercer mes consecutivo de un aumento en esas cifras.

Según la CBP, el número de niños no acompañados arrestados por los agentes fronterizos registró un aumento del 27% respecto a junio, mientras que el de unidades familiares aumentó en 46%, lo que podría disparar también las demoras en los tribunales de Inmigración.

Mientras, agentes de la CBP rechazaron el paso a 6,833 inmigrantes considerados “inadmisibles” cuando se presentaron por un puerto de entrada al país.

Las cifras de inmigrantes arrestados y de aquellos rechazados, por un total de 25,031, representan en su conjunto un alza del 16% respecto a junio pasado.
Aunque normalmente las altas temperaturas desalientan los cruces ilegales, el aumento del mes pasado bien podría sugerir que los logros que ha destacado la Administración Trump en el combate a la inmigración ilegal en la frontera sur han comenzado su declive.
Sin embargo, Lapan no pudo precisar a qué se debe el aumento de arrestos en la frontera sur el mes pasado.
“Restablecimiento del orden”.

Por su parte, el Departamento de Justicia dijo en un comunicado que la Administración Trump ha restablecido “el imperio de la ley” en los últimos seis meses y que, gracias a su orden ejecutiva migratoria del pasado 25 de enero, el número de órdenes de deportaciones ha aumentado en casi un 31%.

Entre febrero y el pasado 31 de julio, las autoridades federales emitieron 57,069 órdenes de deportaciones y salidas “voluntarias” de EEUU, en comparación con las 43,595 que hubo durante el mismo periodo en 2016, según el Departamento de Justicia.

Sin embargo, las órdenes de deportación no necesariamente reflejan el número total de personas deportadas, debido a que normalmente toma tiempo procesar su expulsión.

Del total de órdenes de deportaciones, 49,983 fueron por órdenes de un juez, o un incremento del 27,8% sobre el mismo periodo en 2016, y el resto fueron salidas “voluntarias”.

Los jueces de inmigración también aumentaron las órdenes de deportación finales, con las que normalmente dan por cerrado un caso
.
Desde febrero pasado, esa cifra totaliza 73,127, o un incremento de casi el 15% respecto al total de 63,850 del mismo periodo el año pasado.

La orden ejecutiva estipula la contratación de más jueces para agilizar la revisión de casos pendientes y las deportaciones.

Para cumplir con esa meta, la agencia liderada por el fiscal general, Jeff Sessions, ha contratado a 54 jueces adicionales desde enero pasado, y también ha desplegado a más de un centenar de jueces a centros de detención de inmigrantes en todo el país.