En reacción a una nueva ley relacionada a las licencias en Oregon

En reacción a una nueva ley relacionada a las licencias, Causa Oregon comparte este mensaje a la comunidad.

El jueves 6 de julio del 2017, la legislatura de Oregón dio la aprobación final a un proyecto de ley que creará un sistema de licencias de dos niveles, poniendo a Oregon en cumplimiento con el acta de la ley federal de una identificación real (Federal Real ID Act) del 2005.

Sin la adopción de la legislación, Oregonianos estaban en riesgo de no ser permitidos pasar a través de los puntos de control de aeropuertos con la licencia de conducir actual de Oregon. Los legisladores aprobaron el proyecto de ley anticipando un plazo de 10 de julio de 2017 que requiere el cumplimiento.

El proyecto de ley autoriza al Departamento de Motores y Vehículos de Oregon a emitir licencias de conducir que cumplan con los estándares requeridos por el acta de la ley federal de una identificación real (Federal Real ID Act). El proyecto de ley permite que los habitantes de Oregon paguen más por una licencia de conducir “mejorada”, adecuada para embarcar vuelos o acceder a instalaciones federales garantizadas. Oregon mantendrá en su lugar las actuales licencias de conducir a un costo menor, aunque los habitantes de Oregon no podrán usarlo para abordar un avión.

Causa ha recibido numerosas preguntas de la comunidad sobre este cambio a las licencias de conducir de Oregon. Queremos aclarar que esta ley mantiene los requisitos actuales de elegibilidad para obtener una licencia de conducir de Oregon. En virtud de esta nueva ley, los conductores de Oregon todavía deben presentar prueba de su presencia legal en los Estados Unidos, como una tarjeta verde, certificado de naturalización u otros documentos de inmigración para solicitar la licencia “Real ID” y la licencia que no cumple con los requisitos del acta de la ley federal de una identificación real (Federal Real ID Act).

Causa sigue comprometido a lograr las licencias de conducir para todos como una de nuestras principales prioridades. Para ello, debemos seguir abogando, organizándonos e involucrarnos para que la legislatura de Oregón apruebe otro proyecto de ley en futuras sesiones legislativas que permitiría a todos los residentes independientemente del estatus de ciudadanía conducir en nuestro estado.