Corte de Apelaciones rechaza el decreto migratorio del presidente Trump.

La Corte de Apelaciones en Richmond, Virginia, rechazó este jueves reinstaurar un decreto migratorio revisado firmado por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que prohíbe viajar a ese país por parte de ciudadanos de seis países de mayoría musulmana.

El 27 de enero, el mandatario firmó una orden ejecutiva en ese sentido, que fue suspendida luego de demandas por parte de los estados de Washington y Minnesota. Luego ese congelamiento fue ratificado por una corte de apelaciones el noveno distrito en San Francisco.

En febrero, el mandatario presentó un nuevo decreto que pretendía subsanar las críticas del primero, que también fue demandado en las cortes federales.

Este día, la corte de Richmond consideró que el nuevo decreto también mantiene elementos discriminatorios con base en religión y procedencia, por lo que no debe ser implementado. Se prevé que el caso pase ahora a la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos.

La orden revisada de Trump prohíbe que ciudadanos de Libia, Sudán, Siria, Irán, Somalia y Yemen viajen a Estados Unidos, aunque se compromete a hacer una revisión caso por caso, ante las quejas de ciudadanos estadounidenses naturalizados y residentes permanentes de esos países que no pudieron viajar.

La medida fue vista como un golpe a los esfuerzos por ayudar a sirios que huyen de la guerra en ese país, donde desde hace seis grupos rebeldes, terroristas combaten contra el régimen de Bashar al Assad.

La orden del 27 de enero reducía de 120,000 a 50,000 el número de refugiados de todo el mundo que serían admitidos en Estados Unidos.

Esa medida, mientras duró el decreto, tuvo un impacto en los menores de edad de El Salvador, Honduras y Guatemala que calificaron para refugio o admisión temporal bajo el programa conocido en inglés como CAM.